Gran legado de la mujer guatemalteca en Juegos Centroamericanos y del Caribe

El poder femenino de Guatemala en los Juegos Centroamericanos y del Caribe se ha plasmado con éxito a lo largo de 72 años de historia y este año en Barranquilla promete con seguir dando alegrías.

Curiosamente fue durante la quinta edición de Barranquilla, Colombia en 1946, cuando por primera ocasión nuestro país tuvo representación de atletas mujeres. En esa cita vieron acción 7 deportistas.

A la cita siguiente, cuando fuimos anfitriones en 1950, la clavadista Dolores Castillo se proclamó como la primera mujer ganadora de oro de todos los tiempos, al ganar la prueba de trampolín a 5 metros.

Durante 21 actuaciones previas de Guatemala, no se registró participación femenina en los Juegos de Ciudad de México en 1926, La Habana, Cuba en 1930, San Salvador, El Salvador en 1935 y en San Juan, Puerto Rico en 1966.

 El honor de máxima ganadora de preseas luciendo el uniforme azul y blanco, le corresponde a la nadadora Gisela Morales, quien suma 11 repartidas en 4 de oro, 4 de plata y 3 de bronce. Le siguen en esa estadística, Amapola Arimany con 10 (1 oro y 9 bronces) y Nikté Sotomayor con 7 (1 oro, 1 plata y 5 bronces).

Tras sus apariciones en las ediciones de San Salvador 2002, Cartagena 2006, Mayagüez 2010 y Veracruz 2014, Morales es también la más ganadora de oros. Luego figuran la también nadadora Blanca Morales y la karateca Cheili González (con 2 cada una).

En el recuento de medallas, de las 574 que suma Guatemala en la historia de Juegos Centroamericanos y del Caribe, el género femenino aporta 139, divididas en 20 oros, 28 platas y 91 bronces.

En la próxima cita de Barranquilla, a disputarse del 19 de julio al 3 de agosto, dentro del contingente, sobresaldrán 193 atletas mujeres quienes anhelan llevar con orgullo los colores azul y blanco.