Programa mi amigo olímpico está en marcha

 

Recientemente, la Academia Olímpica Guatemalteca realizó un taller de capacitación para los voluntarios del Programa Mi Amigo Olímpico (44 atletas, de momento), que este año serán mentores para estudiantes de sexto primaria de diversas escuelas por todo el país.

Los chicos recibieron charlas sobre Olimpismo, comunicación, sobre el significado y el valor de ser voluntario, objetivos de desarrollo sostenible, taller general de audiovisuales y, además, compartieron experiencias sobre sus participaciones previas y el impacto que han tenido en las nuevas generaciones. Atletas como el ciclista Manolo Castro, hablaron sobre “el impacto que uno como atleta tiene en los niños”, además de “crear un lazo de amistad”.  

Para Pablo Paiz, de ecuestres, ser voluntario de Mi Amigo Olímpico es “satisfactorio. Pertenecer al programa para devolver todo lo que el deporte ha hecho por mí y enseñarles a los niños que a través del deporte se pueden alcanzar las metas y tener un estilo de vida más saludable”, es invaluable. Con Pablo coincide Ingrid Vela, de tiro deportivo, quien asegura que “retribuir un poco lo que el deporte nos ha dado, es una gran experiencia. No pensaba que les iba a causar un gran impacto; cuando los conocí, me cambió la perspectiva”.

 

Un programa que inculca valores

Mi Amigo Olímpico es un programa de la Academia Olímpica Guatemalteca que está basado en la educación a través del deporte; los atletas se vuelven mentores y les mandan videos todos los meses (mientras dura el programa) a estudiantes de sexto primaria en escuelas de todo el país. Les dejan retos y mantienen durante el año una interacción virtual con ellos.

Quienes cumplen con todos sus retos, a fin de año reciben la visita de los atletas, quienes comparten experiencias con los niños, resuelven dudas y crean un lazo de amistad para toda la vida. La finalidad, según palabras de Juan Diego Blas, coordinador del programa, es buscar una sociedad más pacífica a través del deporte; que los niños se motiven, que sean mejores personas y se inspiren.

El impacto que el programa tiene es tal, que el año pasado, los 408 videos en la red Youtube tuvieron más de 17,900 visualizaciones; se cubrieron más de 600 escuelas con un alcance de alrededor de 14,697 estudiantes de sexto primaria, con 21 atletas voluntarios. En el 2019, Mi Amigo Olímpico llegó a centros de estudios de Huehuetenango, Quiché, Quetzaltenango, Chimaltenango, Sacatepéquez, Escuintla, Guatemala, El Progreso, Zacapa, Jalapa, Chiquimula e Izabal.

 

 

Capacitación Mi Amigo Olímpico 2020